Inicio Artículos De qué forma la tecnología está convirtiendo los centros de salud

De qué forma la tecnología está convirtiendo los centros de salud

centro de salud

Con recursos más limitados que jamás, los profesionales sanitarios recurren a la tecnología para acrecentar la capacidad y prosperar los resultados de los pacientes.

Los centros de salud están repletos de contrastes. La tecnología ultramoderna convive con herramientas que no han alterado mucho en décadas. Ciertas psiques más refulgentes del planeta trabajan en instituciones que, desde la perspectiva de los procedimientos, han sido de forma tradicional lentas para crear.

Los centros de salud poseen ambientes enormemente estériles, mas asimismo cobijan ciertas cepas de bacterias exageradamente resistentes. Y, si bien todo el planeta aprecia el papel central que desempeñan los centros de salud para el bienestar de la humanidad, estos centros todavía marchan con presupuestos limitadísimos en muchas unas partes del planeta.

Estas restricciones financieras son solo una de las problemáticas a las que se encara el personal sanitario. Otras son el envejecimiento de la población y el incremento de las enfermedades no transmisibles relacionadas con el modo de vida. Estos y otros desafíos fuerzan a los líderes del campo a estimar soluciones digitales. Muchas de ellas se fundamentan en la mayor disponibilidad de sensores, tecnología de comunicación inalámbrica, almacenaje en la nube y funcionalidades de análisis de datos.

La pandemia de COVID-diecinueve y la gran presión que supuso para los centros de salud sirvieron para apresurar este viaje de transformación digital. Esto va a tener —y, en ciertos casos, ya está teniendo— grandes repercusiones sobre los instantes en que asistimos personalmente a los centros de salud, sobre el funcionamiento de esos centros y también, aun, sobre el diseño de las construcciones.

Ahora, exponemos ciertas tendencias que se están generando, impulsadas por la transformación digital en la sanidad.

Prestación de asistencia a distancia

Los beneficios de la asistencia sanitaria a distancia, o bien telemedicina, se han debatido y publicitado a lo largo de bastante tiempo. Pese a ello, la telemedicina no se adoptó de forma verdaderamente extendida hasta el momento en que se generó la pandemia de COVID-diecinueve.

En Stanford Healthcare de USA, por servirnos de un ejemplo el número de consultas de telesalud cada día a fines de marzo de dos mil veinte fue cincuenta veces mayor que en los meses precedentes.

Por otro lado, una investigación de McKinsey & Company, efectuado en USA a lo largo de la pandemia de COVID-diecinueve, descubrió que, si bien solo el once por ciento de los participantes había usado la telesalud a lo largo de dos mil diecinueve, más del setenta y cinco por ciento estaba interesado en acceder de esta manera a los servicios sanitarios en el futuro.

En resumen, fue preciso el temor a contraer una enfermedad que puede ser mortal para persuadir a muchos pacientes, gobiernos y reguladores de los beneficios de la asistencia sanitaria virtual. Y, si bien es verdad que el cambio fue impulsado por la pandemia, se espera que esta nueva forma de acceder a la asistencia persista. Una encuesta de Accenture, publicada en mayo de dos mil veinte, descubrió que el cincuenta y cuatro por ciento de los que emplearon videoconferencias para comunicarse con profesionales de la salud a lo largo de la pandemia aguardan hacerlo más tras la COVID-diecinueve que ya antes.

Estos canales de comunicación asimismo allanan el camino para otras soluciones de salud electrónica que cambien la relación entre los profesionales de la salud y sus pacientes. Entre los ejemplos están los sensores portátiles que alertan al paciente —y probablemente asimismo a su cuidador— si algo no está bien. Esto deja que las personas continúen seguras en sus casas salvo que sea totalmente preciso asistir al centro de salud, lo que mejora su calidad de vida y reduce la ocupación de camas de los centros de salud y otros centros médicos.

Robótica

Es frecuente ver a los médicos y los enfermeros corriendo a toda prisa por los corredores del centro de salud. Los asistentes robóticos son menos comunes, mas su prevalencia está medrando. Impulsados en una parte por la pandemia, los robots se están implantando para calmar la presión ejercida sobre el personal humano y progresar las condiciones de seguridad.

Los pacientes con sospecha de COVID-diecinueve que asistieron al centro de salud universitario de Amberes, Bélgica, por servirnos de un ejemplo, fueron recibidos y evaluados en un inicio por un robot Zorabots. Este dispositivo los dirigía más tarde al departamento adecuado, en función de sus síntomas.

En el centro de salud Circolo de Italia, los pacientes con COVID-diecinueve interaccionaron con sus médicos por medio de una pantalla táctil en un robot, que asistió a reducir el contacto frente a frente preciso entre los pacientes y el personal para frenar la propagación del virus.

Los robots asimismo pueden asistir a progresar la seguridad del personal del centro de salud de otras formas. Por poner un ejemplo, pueden reducir la necesidad de que los humanos entren en espacios potencialmente contaminados para desinficionarlos. UVD Robots creó un vehículo terrestre autónomo con wi-fi que usa una luz ultravioleta UV-C para detener la propagación de bacterias, virus y otros patógenos. Fue clínicamente comprobado y su empleo se extendió a múltiples centros de salud de todo el planeta.

Otro empleo ideal de los robots en la sanidad es para la entrega de comestibles, suministros médicos y sábanas. Y, conforme se vuelven más complejos, brotan más casos de empleo para los robots. El robot Moxi de Diligent Robotics, por servirnos de un ejemplo, cuenta con un brazo de gran habilidad que le deja cooperar en trabajos que ya antes eran dominio exclusivo del personal humano.

Finalmente, cuando pensamos en robots, en general pensamos en máquinas que se mueven por el suelo. Mas no tiene por qué razón ser así: Los drones son ciertamente robots voladores y se están usando para asistir a los trabajadores sanitarios de todo el planeta. En Ghana, por poner un ejemplo, se emplearon drones para llevar las muestras de los pacientes hasta los laboratorios de análisis. En las provincias chinas de la ciudad de Wuhan y Hebei, automóviles aéreos no tripulados transportaron suministros médicos y mercaderías en las zonas que continuaban en cuarentena por la COVID-diecinueve.

Ya basta de buscar equipamiento

El personal de salud dedica una cantidad de tiempo notable a encontrar a los pacientes, el personal y el equipamiento. Una encuesta de nursingtimes.net descubrió que el personal de enfermería dedica prácticamente cuarenta horas por mes a buscar el equipamiento. Y, lo que es peor, la encuesta asimismo mostró que, una de cada 6 veces, ese profesional es inútil de por último hallar lo que busca.

Este valioso tiempo de los empleados podría aprovecharse mucho mejor, con lo que poco a poco más centros de salud recurren a la ayuda de la tecnología para hacer un seguimiento de las personas y el equipamiento. Las etiquetas RFID dejan efectuar un seguimiento automático del inventario para asegurar que los suministros se restituyan antes que se agoten.

Las personas y los activos móviles pueden ser rastreados a través de servicios de ubicación en interiores con conexión a Bluetooth. Las balizas Bluetooth estándar tienen precisión suficiente para distinguir la habitación en la que se halla la persona o bien el objeto, al paso que la tecnología Bluetooth direccional más reciente puede administrar una precisión menor a un metro.

Al conjuntar este género de datos de ubicación en interiores con otras fuentes de información, ciertas empresas están ofreciéndoles a los centros de salud nuevas formas de impulsar el cumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento social para reducir la propagación del virus.

Cuanto más se generalice este género de tecnología en los ambientes médicos, más aplicaciones nuevas va a tener. Probablemente los resultados incluyan una mejora en la seguridad del paciente, una mayor eficacia de los procesos y una mayor proporción de tiempo del personal clínico dedicado a la atención de los pacientes.

Historias clínicas electrónicas de los pacientes

No obstante, el aspecto más sorprendente de la transformación digital en la sanidad quizás sean las historias clínicas electrónicas de los pacientes. Ya antes, estos esenciales documentos eran notas escritas a mano en papel, con lo que carecían de trasparencia, eran bastante difíciles de compartir con fines asistenciales o bien de investigación, eran inseguros y, en ciertos casos, eran bastante difíciles de leer.

Merced a la digitalización de las historias clínicas, los profesionales sanitarios autorizados, con independencia de dónde estén y qué dispositivo usen, pueden acceder seguramente al historial médico de un paciente. Esto aporta un valor singular en el momento en que un paciente es trasladado entre departamentos en un mismo centro de salud o bien de forma directa a otro hospital. Además de esto, con el permiso de los pacientes, los registros anónimos pueden compartirse con estudiosos para progresar los conocimientos sobre una pluralidad de afecciones.

Lógicamente, los datos enormemente reservados que poseen las historias clínicas pueden ser un fin para los criminales que procuran hurtar información. Es esencial que los registros estén correctamente protegidos y se manejen conforme con las reglas y los reglamentos aplicables, que pueden cambiar conforme cada país y zona.

Evolución de las edificaciones hospitalarios

Con la digitalización y las lecciones aprendidas a lo largo de la pandemia de COVID-diecinueve, que impulsan cambios en el funcionamiento de los centros de salud, es ineludible que las construcciones físicos asimismo evolucionen. Las instalaciones para pandemias, que eran frecuentes en los países asiáticos, debido al brote de SARS de dos mil dos-dos mil cuatro, seguramente se transformarán asimismo en una característica común en los centros de salud de otros lugares del planeta. En general, las construcciones de los centros de salud deberán ser más flexibles a fin de que quienes trabajan allá puedan contestar con eficacia a cualquier evento que brote.

Las inmensas cantidades de datos en tiempo real que manan del portafolio poco a poco más extenso de cuidados digitales les ofrecen a los centros de salud la ocasión de crear “centros de mando”. AdventHealth y GE Healthcare Partners lanzaron uno en dos mil diecinueve en Orlando. Esta instalación ayuda a los profesionales de la salud a orquestar la atención en 9 campus sanitarios. El centro, que cuenta con personal las veinticuatro horas del día, usa la inteligencia artificial para asistir en la toma de resoluciones en áreas como la priorización, los traslados de pacientes y el envío de ambulancias y helicópteros. Este género de centro de mando les deja a los centros sanitarios optimar el empleo de sus escasos recursos, con la meta de darles a los pacientes la mejor atención posible. Se pueden aguardar más salas de control como esta en los centros de salud del futuro.

Las plataformas de aterrizaje de helicópteros son parcialmente comunes en los grandes centros de salud, mas probablemente los centros sanitarios del futuro asimismo precisen puertos para drones, con la intención de dar brida suelta al potencial de los automóviles aéreos no tripulados como ayuda logística. Además de esto, al integrar esta tecnología en otras áreas de las operaciones hospitalarias, va a haber ocasiones para una mayor innovación en concepto de tecnología y modelos de negocio, tanto en la asistencia sanitaria como en otros campos.

Calmar la presión sobre el personal médico y los presupuestos

Estos casos ponen de manifiesto ciertas posibilidades que la transformación digital les ofrece tanto a los profesionales de la salud como a los pacientes y destacan de qué forma la pandemia ha acelerado este camino. Frente a las restricciones sin precedentes que padecen los centros sanitarios de todo el planeta, la tecnología ofrece formas de calmar una parte de la gran presión sobre el personal y los presupuestos, lo que deja que más de estos valiosos recursos puedan ser dirigidos cara donde se precisan con emergencia.

Artículo anteriorLo mejor de Wi-Fi y LPWAN
Artículo siguienteMás inteligente, más conectado y más seguro