Inicio Actualidad Te Contamos Qué Es Un Diferencial, sus Tipos y Para Qué Sirven

Te Contamos Qué Es Un Diferencial, sus Tipos y Para Qué Sirven

diferencial

Descubre los distintos tipos de diferenciales que existen y para qué sirven

Seguro que en más de una ocasión se ha ido la luz de repente mientras estabas en casa y has escuchado a tu padre gritar: “¡Ha saltado el piloto automático!” Sobre todo en las viviendas antiguas, con acometidas eléctricas obsoletas, era habitual que se diera esta circunstancia. Entonces había que abrir la tapa del cuadro y levantar el interruptor correspondiente para restablecer el orden. Nos estamos refiriendo al diferencial y, en esta entrada, vamos a contarte qué es, para qué sirve, cuántos tipos puedes encontrar en el mercado y cuáles son las principales características de cada uno de ellos.

¿Qué es un diferencial?

Los diferenciales son dispositivos electromecánicos capaces de medir y registrar la diferencia que se produce entre la corriente de entrada y la de retorno en un sistema eléctrico. Su función principal es la de interrumpir el flujo de energía inmediatamente cuando se da una incidencia, para así evitar choques eléctricos y ofrecer una protección inteligente a los usuarios.

Estos interruptores, conocidos también como dispositivo diferencial residual (DDR), dispositivo de corriente residual (RCD), interruptor diferencial de corriente residual (RCCB) o interruptor de circuitos por falla a tierra (Ground-Fault Circuit Interrupter, GCFI), reducen el riesgo de que se produzcan daños en las instalaciones, aparatos electrónicos o electrodomésticos a causa de una descarga eléctrica en curso, una sobrecarga o un cortocircuito.

Una protección inteligente

Estos dispositivos se colocan en instalaciones de corriente alterna en viviendas, edificaciones industriales, locales comerciales y todo tipo de construcciones. Los diferenciales son capaces de detectar las posibles fugas que pudieran producirse, evitando así que, por culpa de estas derivaciones, puedan originarse incendios o cualquier otro accidente, directo o indirecto, provocado por el contacto con cualquiera de los elementos activos de la instalación.

Normalmente, el interruptor salta cuando detecta cualquier anomalía en un rango de 50 milisegundos. La precisión de su mecanismo interno es muy elevada, lo que hace posible que sean prácticamente inmunes frente a errores de lectura. Estos diferenciales son muy seguros, su uso está regulado y en la mayoría de países es obligatorio tanto en entornos domésticos como industriales.

Principales tipos de diferenciales

Ahora que ya tienes varias nociones básicas acerca de lo que es un diferencial, es momento de que conozcas los distintos tipos que existen y qué aspectos destacan de cada uno de ellos. En realidad son muchos los modelos de interruptores diferenciales que puedes encontrar, sin embargo vamos a centrarnos en algunos de los más comunes y usados: diferencial superinmunizado (tipo F), diferencial tipo S (retardado), diferencial tipo AC (estándar), diferencial rearmable, diferencial instantáneo, diferencial tipo A y diferencial tipo B.

Diferencial superinmunizado

El diferencial superinmunazado, que también podrás reconocer como de tipo F, te ofrece ciertas ventajas respecto a los normales o de tipo A. Destaca, principalmente, porque cuenta con filtros de altas frecuencias que hacen posible distinguir si efectivamente se ha producido una derivación de corriente a tierra, que es lo que provoca la diferencia entre el flujo de corriente de entrada y el de salida, o si simplemente se trata de un falso positivo. Este último caso, se da generalmente por el funcionamiento simultáneo de dispositivos informáticos, aparatos electrónicos, electrodomésticos, tubos fluorescentes, etcétera.

El principal valor de este modelo radica en que tiene capacidad para hacer frente a fugas de corriente continua alisada de hasta 10 miliamperios (mA), superpuesta a los valores normales de la fase diferencial alterna.

Diferencial Super Inmunizado Schneider

Destacamos también su potencial para detectar y absorber parásitos o corrientes continuas con bajo nivel de ondulación que se dan en algunos electrodomésticos de las cocinas que incorporan placas electrónicas, como puede ser el caso de hornos, vitrocerámicas o microondas. De esta forma, evitan los saltos repentinos que se producen cuando determinado equipo es responsable de un exceso de consumo energético.

Los diferenciales superinmunizados se usan tanto en contextos domésticos como en industriales o terciarios. No obstante, están especialmente indicados para corrientes pulsantes, en instalaciones en las que se trabaje con equipos informáticos o con maquinaria industrial. Por ejemplo: bombas, maquinaria textil, cargadores de vehículos, arrancadores y variadores de velocidad para motores, etcétera.

Símbolo de los diferenciales Super Inmunizado

Su sensibilidad, calibre y poder de corte son prestaciones que hacen que los tipo F estén entre los más seguros del mercado. Por lo tanto, te aconsejamos que te decantes por esta opción tanto para tu vivienda como para tu negocio.

Diferencial tipo S

Tal vez hayas oido llamar a este modelo por el nombre de diferencial retardado. Esto se debe a que es un dispositivo selectivo o con retardo, ya que es capaz de aislar o limitar el corte del suministro únicamente a las zonas que se hayan visto afectadas por un defecto a tierra.

Los podrás ver en instalaciones de grandes dimensiones que cuentan con un retardo a la desconexión y más de un interruptor en toda la fase eléctrica. Es decir, en contextos industriales, básicamente.

La principal ventaja de un diferencial tipo S reside en que, al asegurar la selectividad, hace posible que no haya que detener por completo la operatividad de toda la planta para poner remedio a la anomalía. Por tanto, redunda en que afecta lo mínimo posible al rendimiento y la productividad de estos centros o, lo que es lo mismo, a la gestión del tiempo y de los costes correspondientes. Los diferenciales retardados se suelen instalar aguas arriba de otros interruptores instantáneos.

Diferencial tipo AC

Este diferencial estándar para corrientes alternas sinusoidales es, sin lugar a dudas, el más común tanto en sectores profesionales como en el ámbito doméstico. En su estructura se representa con un rectángulo donde se indica una onda sinusoidal. Lo normal es que lo encuentres en instalaciones eléctricas con propósitos no específicos, es decir, más bien generales.

El diferencial tipo AC está prohibido en algunos países, como es el caso de Alemania. Esto se debe a que no detecta las corrientes de fuga de componente continua que generan los semiconductores. Su insensibilidad a la corriente de defecto y a los armónicos de las ondas supone un peligro para la integridad de las personas y de los equipos. El fallo en el disparo del dispositivo diferencial puede dar lugar a incendios o, incluso, electrocuciones de los usuarios.

interruptor diferencial
interruptor diferencial

Diferencial rearmable

El diferencial rearmable está diseñado principalmente para el uso doméstico, por lo que es una opción que has de barajar especialmente si en tu domicilio este dispositivo suele saltar habitualmente. Sobre todo, si esta situación se produce con frecuencia y no se debe a factores como las perturbaciones en la red eléctrica ajenas a tu instalación o causas naturales como las tormentas.

La característica más destacada de este modelo es que se rearma solo, de ahí su nombre. Esto significa que, por ejemplo, si un día no estás en casa y salta, volverá a su posición natural también por sí mismo. Gracias a ello, no dejarán de funcionar durante más tiempo del necesario aquellos aparatos y equipos que necesiten estar enchufados a la corriente eléctrica de forma continuada, como puede ser el caso de alarmas o electrodomésticos como la nevera.

Estos dispositivos pueden ser de dos y cuatro polos, o bien incorporar un motor inteligente de reconexión. Restablecen el suministro de forma automática una vez haya pasado la incidencia transitoria, sin que tengan por qué ser rearmados de forma manual. Por lo general, una vez el interruptor salta, este hace tres intentos de rearme a intervalos de tiempo. El primero, normalmente, a los tres segundos del corte, el segundo a los 20 segundos y el tercero, a los 180 segundos.

Si después de ello no consigue el rearme, deja de intentarlo porque considera que existe un problema serio en la instalación. El diferencial rearmable te aporta también la ventaja de que incluye un sistema de bloqueo, por el cual puedes elegir si deseas que su funcionamiento sea manual o automático.

diferencial rearmable
diferencial rearmable

Diferencial instantáneo

Su uso también es común en hogares y dentro de esta clasificación más general debemos incluir a todos aquellos que no tienen retardo ante la presencia de una corriente de defecto. Esto significa que saltan en el mismo momento que detectan cualquier anomalía y, por lo tanto, no garantizan la selectividad que si ofrecen aquellos que sí están retardados a la desconexión, es decir, los diferenciales tipo S.

Diferencial tipo A

Se utiliza tanto en corrientes alternas como pulsantes y evita saltos intempestivos provocados por elementos externos a la instalación. Generalmente, protege frente a corrientes de alta frecuencia que generan circuitos informáticos, aquellas que son inducidas por descargas de origen atmosférico o las que se derivan de placas con reactancias electrónicas.

Diferencial tipo B y tipo B+

Para finalizar con esta clasificación de los tipos de diferenciales más comunes en el mercado, te hablaremos de los de clase B y clase B+. Son aquellos que se usan para proteger frente a corrientes alternas y pulsantes suaves o de baja intensidad u ondulación. Los de tipo B protegen hasta 1 kHz, mientras que los de tipo B+ hasta 20 kHz. Se usan sobre todo en la industria.

Ahora que ya sabes qué es un diferencial eléctrico, para qué sirve, cuáles son los principales tipos que puedes encontrar y sus características más reseñables, lo tendrás más sencillo para decidir cuáles son los dispositivos que mejor pueden aplicarse a la instalación que desees montar para que te ofrezcan un rendimiento seguro y optimizado. Esperamos haberte servido de gran ayuda. Contacta con nosotros si aún te asaltan algunas dudas.

Artículo anteriorMouser, Microchip y Crowd Supply presentan el programa de diseño Get Launched
Artículo siguienteMouser Electronics recibe el tercer galardón High Service Digital Performance Award consecutivo de Amphenol