Inicio Actualidad Protección de Cables Eléctricos Frente al Fuego

Protección de Cables Eléctricos Frente al Fuego

proteccion cables electricos frente al fuego

No por todo el mundo es conocida la capacidad de los cables de emitir calor durante el transporte de energía. Durante el transporte de dicha energía los cables disipan el calor generado por la electricidad, y perdiendo parte de su potencial energético con ello.

También debemos tener en cuenta que los cables son elementos fundamentales en la seguridad de los edificios. De la seguridad de los cables y de cómo estos respondan durante un incendio, puede depender que sistemas críticos como apertura de puertas, iluminación, ventilación funcionen correctamente o que por el contrario dejen de hacerlo.

Proteger los cables eléctricos frente a las llamas y posibles daños ocurridos durante un incendio, resulta cada vez más importante. De hecho, la normativa de edificación puede “obligarnos” a tener en cuenta este aspecto según el tipo de edificación que estemos llevando a cabo.

¿Por qué debemos proteger los cables eléctricos y el paso de instalaciones del fuego?

Proteger los cables y las instalaciones eléctricas resulta un factor clave tanto para controlar un incendio como para evitar la propagación del fuego entre salas o sectores a través de los propios cables y a la vez garantizar el suministro eléctrico a los servicios de emergencias.

Repasemos la primera situación; los cables eléctricos son los encargados de mantener el suministro y funcionamiento de diversos sistemas que podrían resultar claves a la hora de actuar o evacuar rápido un escenario víctima del fuego, por ejemplo; detectores para rociadores, apertura de puertas, apertura de compuertas, iluminación de señalizaciones de seguridad, comunicaciones sonoras y un sinfín de necesidades que podrían resultar cuanto menos importantes en un caso de emergencia como este. Realizando una correcta ignifugación de las instalaciones y penetraciones donde circulan los cables, podemos lograr una protección óptima en caso de incendio que nos permitirá mantener los sistemas eléctricos en funcionamiento y por lo tanto agilizar las labores de protección y/o rescate.

proteger cables del fuego

Otro escenario posible; nuestras instalaciones eléctricas atraviesan diversos tabiques, encuentros, forjados, suelos… en definitiva cualquier elemento arquitectónico de nuestro edificio. Si no protegemos adecuadamente, todas estas penetraciones resultaran un excelente camino para las llamas, que encontraran en el plástico de los cables un excelente combustible para propagar el fuego entre estancias. Para evitar esto, realizar un correcto sellado ignifugo de penetraciones para cables e instalaciones puede ayudarnos a evitar grandes destrozos indeseados en caso de incendio.

Los propios cables pueden ser en otros casos los causantes de un incendio, y es que la energía que transportan, genera un sobrecalentamiento natural, que de no controlarse podría ser el causante de incendios repentinos.

En todos estos casos resulta imprescindible ignifugar las instalaciones por donde van a circular los cables.

¿Cómo se ignifugan las instalaciones?

Principalmente son tres las técnicas empleadas para evitar la propagación del fuego, el humo y los gases durante un incendio, a través de cables, huecos de obra, bajantes y tubos de ventilación.

Sellar penetraciones y huecos entre las sectores

Para proteger nuestras instalaciones del paso de las llamas será muy importante sellar los huecos y penetraciones por donde circulan los cables, para ello, primeramente rellenaremos con lana de roca (un aislante térmico resistente al fuego) el hueco a través del cual pasan las instalaciones. Una vez sellado este hueco, tendremos que aplicar unos

cables electricos ignifugacion cables electricos

Sellado de bajantes

selladores ignífugos o masillas que impedirán el paso de las llamas a través de estos huecos en caso de incendio. De la misma manera, que se hace imprescindible el sellado con collarines intumescentes de las tuberías de PVC, a fin de evitar la propagación de humo y gases, que podrían intoxicar a las personas que estuvieran lejos del fuego, esperando ser rescatadas o incluso a los propios servicios de auxilio.

En el siguiente video podemos ver un ejemplo de aplicación del producto Promastop CC, uno de los selladores más conocidos para la ignifugación de cables.

Este producto se aplica como si de una masilla se tratase, rellenando el hueco que queda entre el paso del cable y la pared, de este modo, el fuego no puede continuar su paso en caso de incendio.

ignifugacion

Proteccion de bandejas de cables electricos

También resulta muy común ignifugar bandejas de cables eléctricos, ya que la normativa exige que los cables en naves industriales deben ir siempre colocados en bandejas autoportantes que se descuelgan del techo.

Esta ignifugacion se realiza con los mismos productos, es decir, aplicando estos selladores ignífugos fabricados a base de resinas como si de una pintura de tratase recubriendo los cables o la zona de cables que queramos proteger.

selladores ignifugos

Otra solución podría ser la protección de la bandeja de cables utilizando placas ignifugas a base de silicatos. Con estas placas (generalmente de color blanco y bastante pesadas) se crea un conducto de manera que forramos todo el paso de los cables. Este conducto, resulta una barrera invencible para el paso de las llamas, protegiendo de esta manera la instalación eléctrica en caso de incendio.

Conclusión

Los factores que debemos tener en cuenta en caso de incendio son muchos y la mayoría seguramente son detalles que la mayoría de personas ignoramos. Prestar atención a los detalles más pequeños pero a la vez más importantes como la permanencia del servicio eléctrico en todo momento, puede ser la diferencia entre una evacuación y control del fuego exitoso y sin daños personales o no serlo. Realizar una correcta ignifugacion de cables es una

Artículo anteriorSensor de fuerza de pequeño tamaño para pen stylus y dispositivos de entrada
Artículo siguienteLanzamiento de los PRIZMACAP de AVX