lunes , noviembre 20 2017
Home / Artículos / Instrumentación / Cuando la televisión y la fibra óptica convergen

Cuando la televisión y la fibra óptica convergen

El desarrollo de la Televisión digital en los últimos años ha aportado in­numerables ventajas al telespectador. Además del incremento innegable de la calidad de las imágenes recibidas con el desarrollo de la transmisión HD, la oferta de posibilidades ha aumentado notablemente. Si además contemplamos la compenetración de los usuarios con las cadenas gra­cias a las Smart TVs que va adqui­riendo más relieve conforme van apareciendo nuevos sistemas inte­ractivos, nos damos cuenta de que los avances han sido espectaculares.

Cuando la digitalización ya ha llegado a un nivel de optimización muy aceptable, después de pasar del MPEG2 de las señales SD al MPEG4 de la HD, y en pleno proceso hacia los 4K, nos damos cuenta que las autopistas por las que circula la TV podrían mejorarse. No basta con una buena señal de RF para disfrutar de buenas imágenes. Los usuarios que utilizan todos los medios disponibles para interactuar, precisan de un canal de señal IP de calidad para recupe­rar programas a la carta o para ver videos enlatados y para interactuar con las redes sociales y aprovechar todos los servicios añadidos.

Aquí es donde aparece la Fibra óptica como un medio de transpor­te aparentemente no saturable que aporta el ancho de banda que el usuario requiere. Sensible a esta ne­cesidad, los organismos reguladores, presionados por los diferentes agen­tes que intervienen en este mercado, desarrollaron la ley de ICT2 (Infraes­tructura de Telecomunicaciones en los edificios) que modifica la anterior ICT aportando todas las ventajas que la fibra puede ofrecer en un edificio. Básicamente,  una constrcción nue­va podrá disfrutar de todas las ven­tajas de la fibra, tanto para Internet, voz y TV. Se facilita el acceso de los operadores de telecomunicaciones a los edificios, dejando en manos de los Profesionales Instaladores de Tele­comunicaciones la instalación interior y el acceso a las viviendas. La ICT2 se comporta como un mazo de arterias por las que fluyen las informaciones de cualquier procedencia hasta el úl­timo dispositivo conectado por cable o vía wireless. En definitiva, a la red de cable coaxial ya conocida por la que se distribuyen las señales de TV convencionales, se le añade una red paralela de fibra que permite que los datos de telefonía, Internet y tam­bién TV pueda llegar a los usuarios con calidad excepcional.

Cuando el Instalador se encuentra con la necesidad ineludible de lidiar con ambos mundos, el de la RF y el de la Fibra óptica, precisa de socios de confianza que puedan ayudarles con garantías. Aquí es donde PRO­MAX aparece en escena.

Promax Electrónica, empresa con más de 20 años de experiencia en el diseño de instrumentos de medida para Fibra óptica, lanza al mercado una oferta coherente de equipamien­to necesarios para acometer tareas de instalación y mantenimiento de redes de fibra. Su propuesta incluye tanto las necesidades de los instala­dores que trabajan con operadoras de telecomunicaciones, con requeri­mientos de nivel superior,  como los equipos solicitados por los Instalado­res de Telecomunicaciones de “Tipo F” para instalar ICT2. Cada empresa encontrará en este catálogo el kit de aparatos que precisa en función de su disponibilidad económica.

Desde un simple localizador de fallos y un minimedidor de menos de 100€ hasta un Analizador de es­pectros de fibra para monitorización. Pasando por medidores para FTTH selectivos, fuentes de luz, identifica­dores, Reflectómetros (OTDRs) y kits de fusión y conectorización. Todos los equipos con diferentes niveles de prestaciones y precios. En el caso de las fusionadoras, el modelo PROLITE- 40B especialmente indicada para planta exterior y la PROLITE-41 de bajo coste para todo tipo de instala­ciones y aplicaciones profesionales e inclusive didácticas.

La forzosa convergencia de la te­levisión con la fibra óptica en los ho­gares gracias a la tecnología GPON, exige que los medidores de campo para TV que los instaladores utilizan en sus labores de instalación incluyan medidas de fibra. En este sentido los equipos de la gama HD RANGER de PROMAX están presentes en el catá­logo para mostrar sus posibilidades como instrumentos mixtos TV-Fibra.

La gama HDRANGER son instru­mentos de medida que aportan al instalador todas las herramientas ne­cesarias para medir Radiofrecuencia y Fibra óptica así como las señales de TV que se distribuyen por las líneas IP (IPTV).

Si nos centramos en el HDRAN­GER2, su opción de medidas en fibra óptica es una versátil herramienta “2 en 1”: un Medidor selectivo de Potencia Óptica y un Conversor se­lectivo de Óptica a RF.

Es importante hacer mención de su triple filtro (1310 nm, 1490 nm, 1550 nm) integrado en el módulo óptico,  que le permite trabajar si­multáneamente con varias longitudes de onda, cubriendo así muchas más aplicaciones que otros medidores. La disponibilidad de estos filtros es imprescindible para cumplir con la legislación vigente de ICT2.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Podría interesarte

Elder’s Assistant – desarrollo y pruebas de un wearable de bajo coste para la detección de caídas

“Un prototipo de un wearable de bajo coste para detectar las caída de las personas …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies