jueves , septiembre 21 2017
Home / Actualidad / Otros / Sensores de fibra óptica de vidrio

Sensores de fibra óptica de vidrio

Ampliación de la gama para adaptarse a las necesidades de diferentes aplicaciones

Carlo Gavazzi amplía su familia de sensores de fibra óptica con el lanzamiento de las fibras de vidrio serie FUGR / FUGT y de las fibra matriz de plástico FU-ARRAY. La versión de fibra de vidrio está diseñada específicamente para aplicaciones con altas temperaturas. La fibra está protegida por una cubierta exterior de acero inoxidable, permitiendo su instalación en aplicaciones sometidas a temperaturas de hasta 250 °C. Las fibras matriz de plástico completan la gama. Este tipo de fibra se utiliza en aplicaciones que requieren un área de cobertura más amplia, como en la detección de caída de objetos o detección de los mismos en una cinta transportadora. La familia de sensores de fibra óptica incluye un amplificador multifunción de fácil configuración provisto de un display doble, umbral de señal ajustable, tiempo de respuesta, temporizador y salida NA/NC, entre otras funciones. Estos sensores están dirigidos a los mercados de manipulación de materiales y semiconductores.

ICB12, cuerpo extra corto: sensores inductivos para espacios limitados


Alta precisión y repetitividad en una caja reducida

Carlo Gavazzi lanza la serie de sensores inductivos ICB12 en caja extra corta, específicamente dirigidos a aplicaciones de máquinaherramienta o máquinas CNC. Se pueden instalar en aplicaciones donde el espacio es limitado y se precisa detección a larga distancia. La serie ICB12 está disponible en caja estándar de latón niquelado de M12, con distancia de detección de 4 a 8 mm. El LED es claramente visible desde cualquier dirección e indica si hay sobrecarga y si la salida está en cortocircuito. El número de serie y el código de pedido del sensor están grabados con láser en la parte frontal, lo que garantiza la trazabilidad de cada unidad. Los sensores ICB12 representan la mejor opción de detección sin contacto de objetos metálicos en aplicaciones donde el espacio es limitado: Además la distancia de detección está ampliada hasta 8 mm en la versión no empotrada; el sensor se mantiene bien protegido y se incrementa su vida útil. Así mismo, proporciona un alto nivel de tecnología en un diseño compacto. El microprocesador integrado garantiza una repetitividad y una detección de alta precisión en un amplio rango de temperatura de trabajo hasta 80°C.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Podría interesarte

Introducción a las nuevas dimensiones de la producción industrial con Photonics 4.0

La tecnología láser y los sensores modernos están allanando el camino para la producción digital. …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies