miércoles , junio 20 2018
Home / Artículos / La moda del megapixel en los cctv de seguridad

La moda del megapixel en los cctv de seguridad

Desde hace unos años las instalaciones de Circuito Cerrado de Televisión están creciendo a un ritmo muy rápido al igual que la tecnología que está en continuo cambio y desarrollo.

En la actualidad disponemos de varias tecnologías tanto en cámaras como en el videograbador donde se guardarán las imágenes.

CCTV Analógico vs CCTV Digital

Estas tecnologías se podrían dividir en Analógico, HD e IP, siendo esta última la de mayor calidad sin ninguna duda.

Los sistemas analógicos standard están obsoletos ya que la resolución de la cámara es muy baja, la máxima resolución que nos puede ofrecer es 4CIF (704×480) o D1 (720×480). Además al ser una tecnología obsoleta ya no se desarrolla nada sobre ella y cada vez se hace más complicado poder comprar sistemas de esta tecnología. Por otro lado, los videograbadores analógicos no disponen de todas las funciones que nos pueden ofrecer cualquiera de las otras tecnologías que si están en continuo desarrollo.

Protocolos de los CCTV HD

Los sistemas de alta definición o HD se dividen en tres tipos de protocolos de comunicación, AHD, HD‐TVI y HD‐CVI. El mas standard de todos ellos es el HD‐TVI y la mayoría de fabricantes trabajan con ese protocolo que poco a poco está ganando la batalla a los otros protocolos. Las cámaras HD nos ofrecen una resolución mínima de 720p (1280×720). Esa sería la resolución mínima que nos ofrece una cámara HD pudiendo llegar hasta una resolución máxima que actualmente es de 8 Megapíxel.

La tecnología HD ha incurrido rápidamente en el mercado ya que utiliza el mismo cableado que una cámara analógica pero multiplicamos en más de 4 veces la resolución de la imagen grabada. Al poder utilizar el mismo cableado el coste de la instalación es mínimo ya que no tenemos que instalar nuevo cableado si ya teníamos un sistema analógico de vídeo.

Diferencias de precio entre un CCTV Analógico y otro Digital

La diferencia de precio entre una cámara analógica standard con respecto a HD no es destacable. Además los videograbadores HD suelen permitir la gestión de cámaras HD y cámaras analógicas por lo que la inversión a realizar puede ser paulatina conforme a nuestras necesidades.

Ahora está apareciendo una nueva manera de llevar la alimentación en la tecnología HD que se denomina POC (Power Over Coaxial) la cual nos permite alimentar y transmitir los datos de la cámara por un solo coaxial. Esto se debe a la competición contra la tecnología IP que también permite transmitir y alimentar la cámara a través de un solo cable POE (Power Over Ethernet).

CCTV vía IP

La tecnología IP es la que más versatilidad nos ofrece en cuanto a la instalación se refiere ya que puede ser mucho más distribuida a través de switches de datos. Al realizar la instalación con switches será mucho menos costosa una posible ampliación del sistema ya que no tendremos que ir hasta el videograbador para instalar al cámara. Si tenemos largas distancias o el cableado va con líneas de alto voltaje se puede realizar con fibra óptica que es inmune a las interferencias que nos pueden ocasionar estas condiciones especiales.

Tras esta pequeña introducción de los diferentes sistemas de Circuito Cerrado de Televisión entraremos a hablar de “la moda de los megapíxel”.

Al producirse estos avances anteriormente comentados tanto en resolución como en funciones de la cámara, ha empezado una guerra entre las empresas instaladoras y clientes que en lo único que se hace hincapié es en la resolución de video que nos genera la cámara sin tener en cuenta aspectos tan significativos como WDR real o digital, compresión del sistema de video, imágenes por segundo que la cámara es capaz de gestionar, tipo de sensor de la cámara y muchos más.

Además de todas estas características también debemos pararnos a pensar en la resolución que necesitamos en la sala a visualizar. No es lo mismo gestionar una cámara que nos genera una imagen de 2 Megapíxel que una imagen de 4 Megapíxel por ejemplo, con esto lo que queremos hacer entender es que para grabar una entrada a un domicilio con disponer de 2 Megapíxel de resolución debería ser suficiente, ¿Para qué voy a poner 4 Megapíxel? Siendo que vamos a hacer trabajar al videograbador más a su límite y ocupando mucho más disco duro. ¿Voy a ser capaz de grabar esos 4 Megapíxel (no necesarios) a unas imágenes por segundo aceptables?

No todo son megapíxeles en un circuito cerrado de televisión digital

La conclusión es que cada cámara es para un tipo de escenario y unos requerimientos que el cliente nos debe decir porque no todo es Megapíxel, toda instalación debe llevar un diseño para no encontrarnos con sorpresas.

[bar id=1088]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Podría interesarte

Por qué el soporte es esencial durante todas las fases de desarrollo de un producto, desde el concepto hasta el producto final

Tanto si se trata de una empresa ya establecida o de un negocio emergente que …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies