Inicio Actualidad Manómetro: Qué es, cómo funciona y sus partes

Manómetro: Qué es, cómo funciona y sus partes

manómetro

En este artículo te vamos a explicar que es un manómentro, los tipos y las funcionalidades del mismo. Vamos a ello:

¿Qué es un manómetro?

Un manómetro es un utensilio de medida de la presión en fluidos (líquido y gas) en circuitos cerrados. Calculan la diferencia entre la presión real o absoluta y la presión atmosférica, llamándose a este valor, fuerza manométrica. A este tipo de manómetros también son llamados «Manómetros de presión».

Lo que realmente hacen es comparar la presión atmosférica (la de fuera, la atmósfera) con la de dentro del circuito por donde circula al fluido. Por eso se dice que los manómetros miden la presión relativa. A continuación explicaremos las partes de las que consta un manómetro:

Partes de un Manómetro

  1. Carátula: Es la parte frontal del manómetro, donde se muestran las lecturas de presión.
  2. Aguja Indicadora: Se mueve sobre la carátula para mostrar la presión medida.
  3. Tubo Bourdon (en manómetros mecánicos): Un tubo curvado que se deforma con la presión y mueve la aguja indicadora.
  4. Conexiones: Puntos de entrada donde el fluido cuya presión se va a medir entra en contacto con el manómetro.

¿Para Qué Sirve un Manómetro?

Los manómetros tienen múltiples usos en una amplia gama de industrias debido a su capacidad para proporcionar mediciones precisas de presión.

Aplicaciones Industriales

  1. Automotriz: Se utilizan para medir la presión de neumáticos y sistemas de frenos, asegurando la seguridad y el rendimiento de los vehículos.
  2. Médica: Los manómetros se utilizan en equipos médicos, como los monitores de presión sanguínea y los ventiladores, para garantizar el correcto funcionamiento y la seguridad del paciente.
  3. Calderas y Sistemas de Calefacción: Monitorean la presión del vapor y el agua, garantizando el funcionamiento seguro y eficiente de las calderas.
  4. Aire Acondicionado y Refrigeración: Miden la presión del refrigerante para asegurar un rendimiento óptimo del sistema.

Aplicaciones Científicas

  1. Laboratorios: Los manómetros son esenciales para experimentos donde se requiere medir y controlar la presión con precisión.
  2. Investigaciones Atmosféricas: Se utilizan para medir la presión atmosférica en estudios meteorológicos y climáticos.

Uso Doméstico

  1. Sistemas de Filtración: Monitorean la presión en sistemas de filtración de agua, asegurando un funcionamiento eficiente.
  2. Hogar: Se utilizan en sistemas de calefacción y en equipos como compresores de aire para monitorear la presión.

¿Cómo Funciona un Manómetro?

El funcionamiento de un manómetro puede variar dependiendo del tipo, pero el principio básico es similar: medir la presión de un fluido y convertir esa medición en una lectura visible, aquí debajo os explicamos el funcionamiento según el tipo de manómetro:

Manómetros Mecánicos

En un manómetro mecánico, como el manómetro de tubo Bourdon, el fluido entra en el tubo, causando que se deforme. Esta deformación mueve un mecanismo que, a su vez, mueve la aguja indicadora en la carátula. La posición de la aguja indica la presión del fluido. Las dos razones más comunes para el fallo de un manómetro mecánico son las vibraciones del tubo y la condensación del agua, ya que en climas más fríos se puede congelar y dañar la cubierta del medidor. Los delicados enlaces, pivotes y los piñones de un manómetro analógico tradicional son sensibles tanto a la condensación como a la vibración.

Manómetros Digitales

Los manómetros digitales utilizan sensores electrónicos para medir la presión. Estos sensores convierten la presión en una señal eléctrica que se procesa y muestra en una pantalla digital. Son precisos y fáciles de leer, lo que los hace ideales para aplicaciones donde se necesita una alta precisión. Al utilizar manómetros digitales hay que considerar la disponibilidad de energía, la vida de la batería, temperatura ambiente/temperatura del proceso, la humedad y los golpes/vibraciones.

Tipos de Manómetros

Existen varios tipos de manómetros, cada uno diseñado para aplicaciones y condiciones específicas.

Manómetros de Tubo Bourdon

Son los más comunes y se utilizan para medir presiones medias y altas. El tubo Bourdon, al deformarse con la presión, mueve la aguja indicadora. Son robustos y fiables, adecuados para diversas aplicaciones industriales.

Manómetros de Dial

Utilizan un mecanismo similar al de los relojes de aguja. Son fáciles de leer y se usan en aplicaciones donde la visibilidad rápida de la presión es importante, como en calderas y sistemas de calefacción.

Manómetros Digitales

Utilizan sensores electrónicos para medir la presión y mostrarla en una pantalla digital. Son precisos y ofrecen funciones adicionales como la grabación de datos y alarmas. Son comunes en aplicaciones científicas y de laboratorio.

Manómetros de Columna de Líquido

Utilizan un líquido, como mercurio o agua, en una columna para medir la presión. La altura del líquido en la columna indica la presión. Son muy precisos y se utilizan en aplicaciones donde se requiere una alta precisión, como en investigaciones científicas.

Manómetros Diferenciales

Miden la diferencia de presión entre dos puntos. Son útiles en sistemas donde es importante monitorear la presión relativa, como en sistemas de ventilación y filtración.

La presión manométrica

La presión manométrica es la diferencia entre la presión absoluta de un gas o líquido y la presión atmosférica. En términos simples, es la presión que un manómetro mide en comparación con la presión del aire que nos rodea. Esto es crucial porque muchas aplicaciones necesitan saber la presión interna de un sistema sin que la presión atmosférica afecte la lectura.

Cuando usas un manómetro para medir la presión de un neumático, por ejemplo, el dispositivo muestra la presión interna del neumático restando la presión atmosférica. Si la presión atmosférica es de 1 bar y el manómetro muestra 2 bar, significa que la presión absoluta dentro del neumático es 3 bar (2 bar manométricos + 1 bar atmosférico).

Cómo Usar un Manómetro

Usar un manómetro es relativamente sencillo, pero es importante seguir ciertos pasos para garantizar una lectura precisa y segura. Para ello tendremos que seguir una serie de pasos:

Pasos Básicos para Usar un Manómetro

  1. Conecta el manómetro al sistema que deseas medir. Asegúrate de que las conexiones estén bien ajustadas para evitar fugas.
  2. Verifica que la aguja del manómetro esté en cero antes de tomar la medida. Si no es así, ajusta el manómetro según las instrucciones del fabricante.
  3. Lee la presión indicada en la carátula del manómetro o en la pantalla digital.
  4. Desconecta el manómetro con cuidado después de tomar la medida.

Consejos de Seguridad

  1. Inspecciona el manómetro regularmente para asegurarte de que esté en buen estado y calibrado correctamente.
  2. No utilices el manómetro para medir presiones más altas de las que está diseñado para soportar.
  3. Realiza el mantenimiento necesario, como la limpieza de las conexiones y la calibración periódica.
ejemplo de un manómetro
ejemplo de un manómetro

Si te ha gustado el artículo y tienes alguna consulta no dudes en rellenar el formulario de nuestra página web y te contestaremos lo antes posible.