miércoles , noviembre 22 2017
Home / Actualidad / Instrumentación / NIWeek 2017. Los retos de la conducción autónoma

NIWeek 2017. Los retos de la conducción autónoma

La tecnología electrónica según la ley de Moore está experimentado un crecimiento exponencial lo cual permite un incremento del potencial de innovación. La principal característica de la plataforma LabVIEW es que está basada en software. La gran ventaja de la comunidad de usuarios de LabVIEW hace que esta plataforma este en continua expansión asumiendo los retos de las nuevas tecnologías IoT y Cloud.

Dentro de muy pocos años, la conducción autónoma será una realidad. Los nuevos automóviles estarán dotados de sensores, cámaras y equipos de radar. Las principales compañías automovilísticas están invirtiendo una gran cantidad de dinero es estas tecnologías. Empresas como Valeo, que diseñan y fabrican componentes para la automoción,  se están encontrando con que estos componentes se están volviendo más complejos y difíciles de comprobar. Es por eso que la utilización de sistemas de test  y emulación HIL de National Instruments les permite el desarrollo de esos dispositivos desde el concepto hasta la producción. Los nuevos coches eléctricos son un gran ejemplo del incremento del número de sensores y actuadores en los vehículos del futuro.  La sincronización de estos elementos es fundamental. Que el radar y las cámaras detecten lo mismo y en el mismo instante es crítico. Los servicios de seguridad en automoción necesitan millones de kilómetros de test real.

National Instruments ofrece todo un rango de soluciones Hadware in the Loop (HIL) de simulación y equipos de adquisición de datos DAQ con funciones TSN (Time Sensitive Networking) que permiten acelerar estos procesos de test, generando señales de radar reales junto con simulación de imágenes y datos de sensores por buses de comunicación estándares en la automoción.

Los módulos de potencia de los nuevos automóviles estarán compuestos por motores eléctricos e inversores. Los equipos de test para equipos eléctricos de potencia necesitan velocidades 500 veces superiores que un sistema de test eléctrico normal. La única forma de llegar a estas velocidades es programando los módulos FPGA de NI.  Para estos propósitos se han presentado las nuevas placas para simular cargas inductivas de 1 a 5 KW en sistemas de test HIL.

La obtención de datos en los equipos de test es solo el principio del proceso. El software DIADem permite analizar estos datos obtenidos en los análisis realizados con equipos NI DAQ y equipos PXI de adquisición de datos. Con estos sistemas se reduce el tiempo de análisis en un 90% según el fabricante de motores Deutz obteniendo ahorros de 8.5M de euros.

Las mismas plataformas que permiten la obtención y análisis de los datos en el mundo de la automoción son las mismas que están permitiendo el análisis de satélites que orbitan nuestro planeta. Esto demuestra la flexibilidad del ecosistema LabVIEW. Los equipos HIL de NI ayudan a simular los entornos en los que los nuevos satélites deberán realizar sus tarea. Estas simulaciones aceleran los procesos de desarrollo hasta en 5 veces.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Podría interesarte

RS Components presenta el nuevo Intel® Movidius™ Neural Compute Stick para proyectos de aprendizaje profundo con un consumo de energía mínimo

La unidad de computación neuronal Movidius™ es un pequeño dispositivo de hardware de aprendizaje profundo, …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies