jueves , diciembre 12 2019
Home / Artículos / Convertir las competiciones entre robots en un fenómeno mundial

Convertir las competiciones entre robots en un fenómeno mundial

La Liga Nacional de Robótica de Competición de España, fundada en 2008, no ha dejado de crecer. Si bien lo hizo lentamente al principio ahora está ganando impulso gracias al apoyo de Mouser a los organizadores. De esta forma se prevé aumentar significativamente el desarrollo de prototipos y ofrecer una mejor experiencia a sus aficionados.

Puede que algunas personas piensen que las competiciones entre robots solo son para niños y que no tengan interés para la industria electrónica, pero al hacerlo les hacen un flaco favor y no les muestran el respeto que merecen. Como hemos aprendido con la Liga Española de Robótica, y tras observar el DARPA Grand Challenge y otros eventos anteriores similares, las competiciones entre robots se convierten en algo serio. Ahora empiezan a mostrar un enorme potencial y, estimuladas por el creciente interés del gran público, parecen estar llamadas a forjar un sector industrial vibrante e innovador con peso propio durante los próximos años. En las primeras etapas de la Liga Española de Robótica, los organizadores pudieron seguir adelante mediante la adquisición del hardware necesario de cualquier origen al que pudieran acceder los miembros. Por entonces (hacia 2008/2009), era muy difícil obtener determinados componentes y módulos en España. Quizás era posible adquirir los típicos microcontroladores, temporizadores y motores (aunque eso también dependía del modelo y del proveedor). No obstante, si se necesitaba algo que fuera algo menos genérico, la situación demostró ser mucho más complicado.

Los proveedores locales en general no estaban en condiciones de ofrecer ayuda y su entrega tardaba meses ya que procedía de Taiwán o China. En consecuencia, entre 2008 y 2016 nuestros esfuerzos dedicados al desarrollo de prototipos siempre tenían que basarse en largas cadenas de suministro y en algunos casos las cantidades mínimas de los pedidos eran muy superiores a lo que necesitaban. La disponibilidad incierta afectaba a la finalización de los proyectos y demás los costes añadidos aumentaban los costes. Todo ello afectó notablemente a nuestro trabajo, sobre todo a la rapidez con la que podíamos añadir nuevas categorías de competición. Para innovar teníamos que mejorar mucho el acceso a componentes avanzados que potenciaran nuestros diseños.

Mouser entra en escena

Obtener materiales de alta calidad y conformes a ISO, en pequeñas cantidades y en tan solo 48 horas nos facilita mucho las cosas. Permite trabajar en 4 prototipos diferentes al mismo tiempo en lugar de uno solo como era habitual en los inicios de la liga. Esto significa que se puede experimentar con varios conceptos de diseño y, mediante un proceso de ensayo y error, tomar las decisiones apropiadas. Un ejemplo reciente de ello es la utilización de los sensores de movimiento/ posición 769-AMBA345912 y 769-AMBA2409 de Panasonic, que se han incorporado a un proyecto concreto tras haber sido suministrado por Mouser.

El experimentado constructor de robots de competición Xavier Puigmal, considerado uno de los mejores en España (ha ganado no menos de 5 títulos de la liga en la última década), vio cómo sus colegas utilizaban estos componentes en Asia, cuando él asistía al prestigioso ‘All Japan Robot Sumo’ celebrado en Yokohama. En general, por lo que respecta a los diseños de robots de competición, si se desea adquirir sensores se intenta reducir los precios y aplicar la heurística a filtros paso bajo y la aplicación de software para gestionar la incertidumbre (ocasionada por las condiciones de iluminación, las irregularidades del terreno, etc.). Sin embargo, para alguien con unos conocimientos técnicos tan avanzados como Xavier, que compite al más alto nivel, los dispositivos de gama baja no son válidos. Los diseños de robots de primera clase exigen invertir algo más, quizás unos 40-60€ por sensor. Los plazos de entrega también son importantes ya que cuanto antes se reciben los productos, más tiempo queda para introducir mejoras basadas en estos.

Estimular un mayor grado de innovación

La liga no está formada únicamente por categorías muy consolidadas. Desarrollamos constantemente nuevos prototipos a los que se pueden añadir más categorías, con las cuales esperamos que resulten más atractivas para un mayor número de aficionados. Esta continua actividad de desarrollo de prototipos también puede ofrecer oportunidades para registrar patentes con las cuales la liga puede acceder a un flujo de ingresos complementario. Un ámbito que estamos estudiando actualmente es la tecnología de detección LiDAR. Productos como la plataforma de desarrollo de detección óptica 474-SEN- 14599 pueden ofrecer una manera de explorar con precisión el entorno circundante mediante LiDAR y de este modo identificar los robots presentes. Esto amplía enormemente una categoría que resulte atractiva y podría ayudar a generar, a través de posts en redes sociales, un mayor grado de apoyo. Otra área de enorme interés está relacionada con la creciente presencia de tarjetas de desarrollo para Internet de las Cosas (IoT), como 579-DM990013BNDL de Microchip con su microcontrolador ARM Cortex-M4 de 32 bit. Dicho hardware proporciona una sólida base para desarrollar prototipos de robots con diversos mecanismos de realimentación y altos niveles de potencia computación (cuando se compara con los microcontroladores tradicionales). En la actualidad estamos trabajando en una determinada patente que será el tema central de otro blog en un próximo futuro.

Sin la entrega rápida de Mouser, probablemente no sería posible finalizarlo antes de finales de este año, pero nuestra previsión es que lo estará en verano. Me gustaría que fuera posible solicitar todos los componentes necesarios de una sola vez, pero como nuestros ingenieros electrónicos han señalado en el pasado, “necesitamos materiales para saber qué otros materiales nos harán falta”. El próximo fin de semana, todos los equipos se reunirán en nuestro encuentro anual de mitad de temporada. Muchos equipos ya han elaborado sus listas de regalos para mitad de temporada, con la esperanza de que les proporcione una mayor ventaja competitiva respecto a sus rivales. Por ejemplo, el Club de Robótica Lleida ha solicitado 6 unidades de la tarjeta con sensor de proximidad Adafruit 485-1927, así como 10 circuitos integrados controladores de motores 757-TB- 6612FNGC8EL de Toshiba, además de 40 sensores ópticos basados en fototransistores 512-QRE1113GR de ON Semiconductor.

Los equipos siempre están a la busca de unidades de medida de inercia (inertia measurement units, IMU). Una elección muy popular en este sentido es la Adafruit 474-SEN-13762. Emitiremos en streaming las sesiones de trabajo de nuestros encuentros en 2019. Si desea enviar preguntas, utilice las siguientes redes sociales para conectarse a nosotros: YouTube, Facebook, Twitter.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Podría interesarte

El IIoT empieza con los sensores

En las últimas décadas, la automatización industrial ha hecho posible que las empresas de fabricación …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies