Domingo , Agosto 20 2017
Home / Artículos / Instrumentación / No se olvide de la puesta a tierra. Evite averías de los equipos y permanezca seguro

No se olvide de la puesta a tierra. Evite averías de los equipos y permanezca seguro

Una puesta a tierra deficiente no sólo aumenta el riesgo de averías en los equipos sino que resulta también peligrosa. Las instalaciones deben dis­poner de un correcto sistema de pues­ta a tierra para que,  en caso de que impacte un rayo o se produzca una sobretensión, la corriente encuentre una ruta segura a tierra.

Los sistemas de conexión a tierra más sencillos consisten en enterrar un solo electrodo de conexión a tierra. El empleo de un solo electrodo es lo más habitual, y se suele encontrar en exteriores de domicilios u oficinas.

Los sistemas de conexión a tierra complejos constan de varias picas de puesta a tierra, conectadas mediante redes malladas o de rejilla, así como placas de conexión a tierra y bucles de tierra. Estos sistemas se suelen instalar en subestaciones de generación de energía, oficinas centrales y estaciones base/torres.

¿Por qué es necesario comprobar los sistemas de conexión a tierra?

Con el paso del tiempo, los suelos corrosivos con un gran contenido en humedad,  altos niveles de sal y tempe­raturas elevadas pueden degradar las varillas de toma de tierra y sus conexio­nes. Por lo tanto, aunque el sistema de conexión a tierra inicialmente tuviera valores bajos de resistencia de tierra, la resistencia del sistema de conexión a tierra puede aumentar si las picas de puesta a tierra se han degradado.

Se recomienda que todas las pi­cas y conexiones de puesta a tierra se comprueben anualmente, dentro del plan habitual de mantenimiento preventivo. Si el técnico detecta un aumento de la resistencia superior al 20 por ciento, deberá investigar el origen del problema y reparar el sistema de puesta a tierra para reducir la resistencia.

¿Cuál es un buen valor de resistencia de tierra?

Hay bastante confusión sobre cuál es una buena puesta a tierra y cuál tiene que ser el valor de la resistencia a tierra. Lo ideal es que una puesta a tierra tenga una resistencia de cero oh­mios. No hay un umbral de resistencia de tierra estándar que tenga recono­cimiento de las agencias normativas.

El sector de las telecomunicaciones a menudo usa 5,0 ohmios o menos como el valor para la puesta a tierra y las conexiones eléctricas.

El objetivo de la resistencia a tierra es lograr el menor  valor posible de resistencia de tierra que sea razonable en términos económicos y físicos.

¿Cuáles son los métodos de prueba?

Hay disponibles varios métodos de comprobación de la puesta a tierra.

Comprobar la resistencia del suelo con picas es especialmente necesario para determinar el diseño de la pues­ta a tierra de instalaciones nuevas (aplicaciones en campo abierto) para poder satisfacer las necesidades de resistencia de tierra.

El método de la caída de potencial permite medir la capacidad que tiene un sistema de conexión a tierra o un electrodo individual de disipar energía de una instalación.

Para realizar la comprobación por el método de caída de potencial de 3 hilos, se colocan dos picas en el terre­no en línea recta alejadas del electrodo de tierra.

La comprobación selectiva es muy similar a la comprobación de caída de potencial y proporciona las mismas medidas,  pero es mucho más fácil y segura. Con el método de comproba­ción selectiva, el electrodo de puesta a tierra en cuestión no necesita desco­nectarse de la instalación.

La comprobación sin picas se reali­za midiendo las resistencias de circui­tos de puesta a tierra en sistemas con varias puestas a tierra y usando sólo pinzas amperimétricas. Esta técnica de medida elimina la peligrosa y larga tarea de desconectar las puestas a tierra paralelas, así como el proceso de encontrar lugares adecuados para pi­cas auxiliares. También puede realizar comprobaciones de puesta a tierra en lugares que no hubiera considerado con anterioridad: dentro de edificios, en torres de alta tensión o en cualquier lugar donde no haya acceso directo al suelo.

En situaciones en las que no resulte práctico usar picas de puesta a tierra o no sea posible,  puede realizar me­diciones de resistencia/continuidad de puesta a tierra de dos hilos.

Para realizar esta comprobación, el técnico debe tener acceso a una bue­na puesta de tierra conocida como, por ejemplo,  una tubería de agua metálica.


Etiquetas
puesta a tierra; puestas a tierra; resistencia a tierra; conexión a tierra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Podría interesarte

Sistemas de AOI de alta precisión con solución de memoria NVMe

Los sistemas de AOI (Automatic Optical Inspection – Inspección Óptica Automatizada) se pueden combinar en …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies