Viernes , Agosto 18 2017
Home / Actualidad / Otros / Revista de Electronica Fuentes dimables para tiras LED

Revista de Electronica Fuentes dimables para tiras LED

Las tiras LED son muy populares en los últimos años, se usan para todo tipo de aplicaciones, desde resaltar productos o zonas o dar un ambiente acogedor así como para iluminar directamente.

Una de las ventas de los leds es su posibilidad para dimarlos regulando la corriente que consumen. Pero las tiras leds están diseñadas para que puedan ser cortadas cada cierta distancia, para así facilitar la instalación y no tener que escoger un tamaño específico de tira led, esto es muy versátil pero tiene su inconveniente. Al estar preparadas para poder ser cortadas internamente están diseñadas con varios leds en serie con una resistencia para limitar la corriente y esto constituye los bloques o trozos que se pueden cortar. Luego estos van en paralelo con el resto de bloques. Esto quiere decir que tenemos una resistencia que limita y controla la corriente de entrada a los leds y por eso trabajan en tensión constante y no corriente constante, para facilitar el montaje e instalación. Simplemente tenemos que elegir una fuente de alimentación de esa tensión y con potencia suficiente para alimentar el tramo de tira que necesitamos. Esto implica que las tiras les no trabajan en corriente y no se pueden regular en corriente, como la mayoría de fuentes dimables hacen.

Si queremos usar una fuente normal regulable con una tira led debemos elegir la potencia de la fuente igual que el consumo que vamos a tener en la tira, esto implica que la ventaja que nos da la tira de poder coger cualquier fuente ya no nos sirve si las queremos dimar. En una instalación no es práctico tener que llevar diferentes modelos de fuentes según los tramos que ponemos de tira. En muchos casos se improvisa en la instalación cortando las tiras según nos convenga. Si usa­mos una fuente regulable convencional de mucha más potencia cuando le decimos a la fuente que reduzca la intensidad máxima de salida como la intensidad que da es inferior a su nominal no hace nada, por lo que podemos encontrarnos que tres cuartas partes de la regulación no hagan nada.

Además debido a la caída de tensión de la resistencia limitadora cuando estamos en niveles bajos de luminosidad es fácil que tengamos un efecto flicker (parpadeo) o que la tira se apague cuando su luminosidad baja del 50%.

El ojo humano es más sensible a los niveles bajos de luz, lo que quiere decir que cuando regulamos la luminosidad de una tira al principio casi no percibimos que estamos bajando el nivel de luz aunque si estemos reduciendo el consumo sensiblemente.

Por lo que en muchas aplicaciones, sobre todo si queremos crear ambientes relajados, con niveles bajos de luz, no es posible conseguirlos con una fuente normal. Para solucionar esto se usan reguladores PWM que lo que hacen es trocear la salida de la fuente, esto es como encender y apagar la tira muy rápidamente, el ojo humano no ve el apagado, ya que lo hace de forma muy rápida, igual que no percibimos el cambio de fotogramas en la televisión. De esta forma podemos regular la in­tensidad de las tiras leds desde el 0% hasta su máxima luminosidad.

En el mercado ahora mismo lo que se encuentra son reguladores que trabajan con una tensión de alimentación de 12 ó 24Vcc, por lo que necesitamos el regulador y una fuente de alimentación.

Esto encarece la instalación además de ocupar más espacio. Por otro lado muchas veces la carga pulsante que generan estos reguladores PWM hacen que las fuentes entren en resonancia en su buclere de retroalimentación lo que puede provocar ruidos audibles muy molestos, vamos que cuando regulamos se oye un pitido.

La serie PWM-90 ha sido especialmente diseñada para esta aplicación y combina el regulador con la fuente. No presenta problemas de ruido audible ya que si lazo está especialmente diseñado y nos permita regular desde el 0% (apagado) hasta el 100%. Esto lo hace ideal para aplicaciones de iluminación o decoración con tiras LED en las que queramos hacer la regulación. El control se hace mediante un regulador convencional de 0-10V (típica rueda de regulación) o una señal PWM. Da igual que usemos un trozo de tira de 1 cm o conectemos varias tiras a la misma fuente de diferentes tamaños, la regulación es perfecta en todos los casos. Lo único que tenemos que verificar es no superar la potencia máxima permitida por PWM-90 que es de 90W.

Además de todas estas ventas esta fuente tiene un tiempo de arranque inferior a 0,5 segundos, un consumo sin carga inferior a 0,5W, factor de potencia activo, baja distorsión armónica y 5 años de garantía entre otros puntos destacables.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Podría interesarte

Phoenix Contact presenta con éxito sus Highlights 2017

Cerca de medio millar de profesionales del sector industrial participaron en Valencia, Madrid, Barcelona y …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies