Martes , Agosto 22 2017
Home / Actualidad / Instrumentación / Medición de nivel en cualquier entorno hasta 6 metros: LFP Inox y LFP Cubic compactos o con sonda

Medición de nivel en cualquier entorno hasta 6 metros: LFP Inox y LFP Cubic compactos o con sonda

Tanto para la medición continua del nivel la detección de valores límite o una combinación de ambos sistemas, SICK ofrece una extensa gama de soluciones pensadas para el control de procesos, el aprovisionamiento o la protección. Se adaptan a cualquier situación de instalación y a una gran variedad de líquidos o de las condiciones en las que debe realizarse la medida, siempre con el objetivo de permitir procesos eficientes. Con sus sensores de nivel LFP Cubic y LFP Inox, SICK ofrece soluciones para cualquier aplicación en cualquier entorno.

 

Tecnología fiable y flexible

LFP Cubic y LFP Inox se basan en la reflectometría en el dominio temporal –en inglés: Time Domain Reflectometry (TDR)–, que permite utilizar los sensores de forma universal, con independencia de la situación en la instalación, el tamaño de los recipientes o el fluido a medir. El proceso ofrece la máxima fiabilidad y los mejores resultados de medida.

 

La Gama con la solución adecuada para cada aplicación

LFP Cubic y LFP Inox ofrecen una solución para un amplio y variado abanico de aplicaciones. La gama incluye sensores de nivel para aplicaciones en la construcción de maquinaria, en la industria de los alimentos y bebidas y en la industria farmacéutica.

Ni siquiera la medición de nivel en aplicaciones con fluidos que producen una alta formación de espuma supone un problema para los sensores de nivel.

Gracias a las diferentes longitudes y tipos de sonda, como las variantes con sonda de varilla, tubo coaxial, sonda de cable o en versión compacta sin sonda, SICK puede ofrecer la solución correcta para cada aplicación, lo que ahorra espacio y dinero. La variante con electrónica separada y hasta tres metros de cable, SICK tiene la solución compacta cuando el espacio de instalación es reducido, y en la que, además, la electrónica está protegida del calor producido en el proceso.

En particular, esto presenta enormes ventajas para aplicaciones en tanques de gran altura. Dado que los componentes electrónicos se pueden instalar separados de la sonda (p. ej., a la altura de los ojos), el estado y el resultado de la medida son fácilmente legibles en todo momento.

También se pueden realizar cambios en los ajustes y en los parámetros de los sensores con facilidad. Además, la electrónica está mejor protegida del calor producido en el proceso.

El hecho de que la electrónica esté separada permite también que la sonda se pueda esterilizar fácilmente en un autoclave, un requisito típico en la industria farmacéutica.

 

LFP Inox: la solución limpia

Con la utilización de materiales conformes a la FDA, así como con el diseño provisto de certificación EHEDG, el sensor LFP Inox garantiza un control excelente y sin limitaciones de la contaminación, incluso ante los requisitos higiénicos más exigentes.

Su sistema de conexión modular permite un montaje sencillo y flexible en cualquier aplicación. También puede utilizarse en condiciones CIP y SIP sin ningún tipo de restricción gracias a su elevada resistencia térmica y a la presión. La interoperabilidad mediante IO-Link con las unidades de mando superiores es el toque final de este excelente producto.

El LFP Inox combina la medida continua de nivel y la detección de valores límite, lo que se traduce en ahorros significativos en comparación con sistemas separados. Pantalla, salida analógica conmutable de 4 a 20 mA o de 0 a 10 V, IO-Link para opciones individuales en configuración de parámetros, diagnóstico y visualización, además de dos salidas conmutadas de transistor se combinan en una carcasa de sensor compacta que cumple los requisitos de los dos tipos de protección IP 67 e IP 69K. El LFP Inox cuenta con una sonda que puede acortarse y con conexiones a proceso intercambiables, lo que le confiere una gran versatilidad de uso.

La puesta en servicio sencilla, la ausencia de mantenimiento y la independencia casi absoluta de las propiedades de los fluidos a medir (por lo que no es necesario recalibrar el sensor) significan un importante ahorro de tiempo y de costes.

 

LFP Cubic: flexible hasta la punta de la sonda

Igual que el LFP Inox, el LFP Cubic también proporciona medida continua o detección de valores límite, de acuerdo a los requerimientos, en un único sistema; esto también reduce los costos de manera significativa. El LFP Cubic se puede utilizar con casi todos los líquidos. Gracias a su sistema de sonda modular, este sensor se puede integrar rápidamente en cualquier aplicación. También se puede utilizar con líquidos que forman depósitos y líquidos con espuma.

La configuración intuitiva mediante cuatro botones y pantalla asegura una adaptación rápida y sencilla a la aplicación. La electrónica separada, el interfaz IO-Link y el diseño con una conexión a proceso de titanio son las características adicionales para una aplicación muy versátil.

Medida continua de nivel y detección de valores límite con un único dispositivo. El LFP Cubic trabaja casi sin desgaste y sin mantenimiento. Es ideal para aplicaciones en los depósitos y contenedores de metal empleados en sectores como el tratamiento de aguas, la construcción de maquinaria, las máquinas herramienta, la ingeniería de instalaciones y la tecnología de edificios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Podría interesarte

Pruebas de Pitot-estática y Air-Data más rápidas, sencillas y precisas

Con relación a las pruebas de Airdata y Pitot-estática, sabemos que los usuarios buscan tecnologías …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies